17/9/17

Pensamientos: Psicopatas y Nacisos [17-9-17]


16/9/17

La oscura habilidad en que sobresalen los psicópatas

La oscura habilidad en que sobresalen los psicópatas


La oscura habilidad en que sobresalen los psicópatas

supercurioso.com

La psicopatía se define como una anomalía psíquica en la que la conducta social de un individuo se halla patológicamente alterada a pesar de mantener íntegras las funciones perceptiva y mentales. En ella se dan varias características y comportamientos que suelen ser comunes a los llamados psicópatas, entre ellas el comportamiento antisocial, el carácter desinhibido y unos remordimientos y empatía escasos. Además de estas particularidades, un reciente estudio ha descubierto una oscura habilidad en que sobresalen los psicópatas.


¿Cuál es la oscura habilidad en que sobresalen los psicópatas?


Una de las características de los individuos con índices de psicopatía alta es su capacidad para utilizar la falsedad y la manipulación. En el Departamento de Psicología de la Universidad de Hong Kong, se ha hecho una investigación con el fin de averiguar si estos individuos tenían una mayor capacidad para aprender a mentir. Los resultados han sido que los psicópatas aprenden a mentir con mayor celeridad que las personas con menor grado de psicopatía.

El estudio se realizó entre estudiantes universitarios y no con presidiarios, como suele ser habitual, y participaron voluntarios con grados altos y bajos de psicopatía. Se partió del hecho de que la mentira es un fenómeno común en nuestra sociedad y que estudios previos habían averiguado los procesos cognitivos y neuronales sobre los que se sustentan las mentiras. Entre ellos el esfuerzo que realiza la mente para suprimir la “verdadera información” mientras se dice una mentira o las respuestas  del cerebelo cuando hay una transgresión moral. El resultado fue una evidencia neurobiológica que refleja que la mentira implica una serie de procesos coordinados de tipo cognitivo-afectivo.

En concreto, se dio a los voluntarios unas fotografías y debían decir si conocían a la persona que salía en ella o no, mintiendo. Después de un entrenamiento se les mostraron más fotografías y se volvió a evaluar la reacción.

La investigación de la Universidad de Hong Kong demostró que los psicópatas aprenden a mentir más rápido. Se evaluaron las reacciones de los voluntarios antes de aprender a mentir, cuando decían algo que no era verdadero, y se valoraron esas mismas alteraciones una vez se les había enseñado “cómo” mentir. El grupo con alto grado de psicopatía, en dos sesiones, había aprendido a controlar la mente cuando mentían.

Cuando se miente, la información verdadera tiene que ser suprimida y los individuos con altos grados de psicopatía lo consiguen enseguida mientras que los de bajo grado no consiguen mejorar la velocidad al mentir ya que su cerebro parece necesitar un esfuerzo extra para procesar las falsas respuestas. Según la doctora Lee, directora de la investigación, los resultados proporcionan una evidencia que hace pensar que los rasgos psicopáticos “son los principales moduladores de la plasticidad de los procesos conductuales y neuronales que sustentan la mentira”.

14/9/17

¿Estás criando niños narcisistas? [14-9-17]

patricio barriga


¿Estás criando niños narcisistas?

Si te la viven enseñándole a tus hijos que deben recibir trato especial y comparándolos por encima de otros niños, ¡cuidado! Estás sembrando la semilla del narcisismo

wradio.com.mx

El narcisismo es un trastorno de la personalidad. Es un patrón dominante de grandeza, necesidad de admiración y falta de empatía.

Tiene sentimientos de grandeza. Exagera sus logros y talentos, espera ser reconocido como superior sin contar con los correspondientes éxitos.

Está absorto en fantasías de éxito, poder, belleza ilimitada. La adulación y el exceso de alabanzas puede introducir al niño(a) a estas fantasías.

Cree que es especial y único. Por lo tanto no puede relacionarse con otras personas, sólo con algunas especiales o de alto estatus.

Tiene una necesidad excesiva de admiración. Esto lo conduce a expectativas de trato especial y de cumplimiento automático de sus expectativas. Tolerancia a la frustración = Cero.

12/9/17

El Síndrome de Estocolmo doméstico dificulta tu alejamiento del narcisista o psicópata.

patricio barriga pooley maltratador


El Síndrome de Estocolmo doméstico dificulta tu alejamiento del narcisista o psicópata.

sobreviviendoapsicopatasynarcisistas.wordpress.com

Luego de la fase de bombardeo amoroso e idealización, el sociópata, psicópata o narcisista comenzará con la etapa de devaluación. Es en esta fase que sus infidelidades se acrecientan, la manipulación, la proyección de culpa y el lavado de cerebro se convierten en constantes. Las víctimas quieren volver a “reconquistar” a sus parejas y volver a la “fase ideal” inicial. Asumen el sufrimiento como un desafío, como si ellas pudieran cambiar la situación, cambiarle a él. Echan la culpa de la indiferencia o irritabilidad de sus compañeros a factores externos como la falta de trabajo, los problemas, e incluso llegan a culpabilizarse a sí mismas. Encuentran cualquier argumento para justificar a su pareja. Aquellas que están en relaciones de este tipo desde hace años han perdido redes sociales sólidas y su mundo es el de su compañero, sus proyectos son los suyos propios y todo se reduce a él.

¿Cómo no se da cuenta que está siendo abusado emocionalmente? ¿Cómo no percibe la violencia psicológica? ¿Cómo no ve las infidelidades crónicas y múltiples? Dar una explicación a estas reacciones paradójicas es uno de los objetivos de Andrés Montero. Este experto ha desarrollado un modelo teórico denominado Síndrome de Estocolmo doméstico que describe como “un vínculo interpersonal de protección, constituído entre la víctima y el agresor, en el marco de un ambiente traumático y de restricción estimular, a través de la inducción en la víctima de un modelo mental”. Ella desarrolla el síndrome para proteger su propia integridad psicológica y, para adaptarse al trauma, suspende su juicio crítico. Esta podría ser una sólida explicación para que las mujeres maltratadas desarrollen ese efecto paradójico por el que defienden a sus compañeros, como si la conducta abusiva que desarrollan fuera el producto de una sociedad injusta y fueran ellos las víctimas de un entorno desfavorable que les empuja irremediablemente a ser fríos, abusivos y muchas veces agresivos

.El Síndrome de Estocolmo doméstico viene determinado por una serie de cambios y adaptaciones que se dan a través de un proceso en el que se reconocen cuatro fases. En la fase desencadenante, los primeros malos tratos rompen el espacio de seguridad que debería ser la pareja, donde la mujer ha depositado su confianza y expectativas. Esto desencadenaría desorientación, pérdida de referentes, llegando incluso a la depresión. En la denominada fase de reorientación, la mujer busca nuevos referentes pero sus redes sociales están ya muy mermadas, se encuentra sola, generalmente posee exclusivamente el apoyo de la familia.

Con su percepción de la realidad ya desvirtuada, se auto-inculpa de la situación y entra en un estado de indefensión y resistencia pasiva, llegando así a una fase de afrontamiento, donde asume el modelo mental de su compañero, tratando de manejar la situación traumática. En la última fase, de adaptación, la mujer proyecta la culpa hacia otros, hacia el exterior, y el Síndrome de Estocolmo doméstico se consolida a través de un proceso de identificación.

Muchas mujeres al ser advertidas de que sus parejas tienen amantes, de que su comportamiento es abusivo no pueden creerlo y desestiman las preocupaciones de amigos y familiares. En ocasiones lo defiende contra todos. (Los sociópatas y narcisistas saben explotar el recurso de “nosotros y nuestro amor” contra “el resto del mundo”. Inventan enemigos externos para ganar la lealtad de la víctima). Este síndrome es una construcción mental muy difícil de desarmar. Solo aprender sobre el comportamiento de psicópatas y narcisistas podría darles pistas de lo que en realidad están viviendo y con ese conocimiento poder dar el primer paso hacia su liberación: el contacto cero

10/9/17

Señales para descubrir si tu pareja es una psicópata [10-9-17]

patricio barriga pooley


Señales para descubrir si tu pareja es una psicópata

Los especialistas en psicología de pareja recomiendan atender a las señales que podrían ayudarte a descubrir si tu pareja es una psicópata, a continuación te presentamos 10 llamadas de alarma.
 Tener una relación de pareja es complicado, especialistas en la materia han señalado que la convivencia con otra persona es uno de las situaciones más difíciles que enfrentamos, sobretodo cuando se tienen personalidades completamente diferentes ya que aumenta el riesgo de ser incompatibles.

La mayoría de las parejas termina debido a que se descubre algo de la personalidad del individuo que la persona no está dispuesta a tolerar; sin embargo, hay casos extraordinarios donde la razón es que se está en riesgo debido al estado mental de alguno de los miembros debido a la inestabilidad emocional que podría causar en el otro. En el punto medio, también es bastante común mantener una relación con una pareja con personalidad anormal, sin que se trate de una verdadera enfermedad mental. De acuerdo con el portal Huffington Post muchos de los problemas por la personalidad tienen que ver con  trastornos como la psicopatía.

A diferencia de lo que se muestra en las películas, un psicópata puede ser dulce y encantador en el principio de la relación, y posteriormente revelar su verdadera personalidad.

Según el medio Clarín lo que diferencía una personalidad psicopática del resto de los humanos, es que el individuo no ve al otro como a una persona sino que lo reduce a ser objeto o de cosa que les sirve para poder satisfacer sus necesidades.

Existen algunas señales que pueden ayudar a descubrir si su pareja es un psicópata:

  1. Se muestra halagador.- Los psicópatas suelen llevar la relación muy rápido por lo que en las primeras citas suele llenar a la pareja de piropos, esto ayuda a que la persona confíe más rápido en ellos.
  2. Quiere ser tu alma gemela.- Las personas con este tipo de enfermedad buscan convencer a la otra persona de que están hechos el uno para el otro debido a su pasado e intereses en común o incluso a través de mentiras.
  3. Busca la compasión.- Un psicópata siempre se mostrará como la víctima. Tratan de llamar la atención en base a la supuesta situación que atraviesan.
  4. Finge enfermedades.- Como este tipo de personas aman la atención siempre hablarán de lesiones o accidentes que han sufrido.
  5. Complaciente en el sexo.- Este tipo de personas buscan complacer a sus parejas al momento de tener relaciones sexuales, por lo que es común que se preocupen más por la satisfacción de la otra persona más que por la suya.
  6. No sienten culpa.- Los psicópatas suelen hablar sin tapujos, incluso pueden admitir que han sido infieles. Utilizan esto para desestabilizar a su pareja ya que no le interesan las consecuencias de sus actos, ni le preocupa si ha herido los sentimientos de la otra persona.
  7. Mantiene relación con otras personas.- En un principio los psicópatas centran la atención en sus parejas, sin embargo poco a poco irá agregando nuevas amistades para provocar celos en la otra persona. Mantiene contacto con otras personas por interés y no por sentir algo profundo y genuino hacia ellas.
  8. Manipulan para mantener el control en otros.- Como parte del proceso para desestabilizar a su pareja, los psicópatas toman un tiempo en que la ignoran para posteriormente hacer un acercamiento. Este tipo de situaciones serán muy frecuentes en la relación. Un novio psicópata pondrá a prueba el control emocional de la otra persona y lo llevará hasta el limite.
  9. Minimiza tu éxito.- Aunque en un principio admiraba todo lo que hace su pareja, un psicópata pronto se expresará en contra de ella, desacreditando sus logros.
  10. Es Absorbente.- A pesar de que la pareja sienta que la relación se enfrió, un psicópata no dejará ir a la persona fácilmente, por lo que hará lo posible para que la relación no termine.

8/9/17

Tipos de Psicópatas



Tipos de Psicópatas

psicopatas.es

¿Existe más de un tipo de psicópata?


La respuesta es sí. Recordando la definición proporcionada por el DSM-IV, consideramos la psicopatía como un trastorno de la personalidad que se caracteriza por “un patrón general de desprecio y violación de los derechos de los demás, que comienza en la niñez o la adolescencia temprana y continúa hasta la edad adulta.”

En ésta definición no se entiende que pueda existir más de un tipo de psicópata, sin embargo, el doctor R. Hare llegó a la conclusión que dentro de ésta, pueden distingue tres tipos de psicópatas: psicópata primario, psicópata secundario y psicópata disocial.

A continuación, detallamos las características de cada uno de los tipos:


Psicópata Primario:


Se trata del tipo de psicopatía “más conocido” por todos. Representan al psicópata “perfecto”, al perfil que todos conocemos y que durante los años se ha probado a representar en historias y en el cine. Su tratamiento es el más difícil de los tres casos. Se cree que no son capaces de entender el significado de las palabras que designan a las emociones, como cualquier persona podría hacer. Es lo que Cleckey llamó “afasia semántica”. Los rasgos principales que caracterizan a éste tipo de psicópata son:

  • Encanto superficial: Si lo conocemos nos parecerá perfecto e irresistible. Una persona con una buena apariencia física y que destaca por su carisma. Un profesional a la hora de disimular, de disfrazarse de una persona atractiva y con un encanto especial. Aparenta ser digno de confianza, pero lo hace solo para lograr lo que desea. Es capaz de disimular, de tapar su falta de empatía y disfrazarse de una persona encantadora y atractiva, rebosante de confianza, sólo para lograr aquello que desea.
  • Manipulador: Su habilidad para controlar a las demás personas es uno de sus rasgos más sobresalientes. Conoce lo que importa a otras personas, por lo que utilizará estos conocimientos para obtener lo que quiere de ellas y conseguir sus propios objetivos.
  • Inteligente: Sabe lo que quiere y como conseguirlo.
  • Ausencia de delirios o pensamientos irracionales: En ningún momento podemos considerar que su mente esté viendo cosas que no existen o se deje llevar por algún tipo de trastorno que domina su comportamiento. Son conscientes al 100% de todo lo que hacen, y tienen la total voluntad de realizar las acciones que realizan.
  • Informal: Son casi incapaces de mantener compromisos o cumplir obligaciones.
  • Ausencia total de sinceridad: Utilizan el engaño sin ningún pudor para conseguir sus objetivos. Mienten por sistema, ya sea afirmando cosas que no son ciertas o simulando aspectos que no existen. Estas conductas no les harán sentirse nerviosos en ningún momento y las desarrollan con total tranquilidad. Si en algún momento son descubiertos, inventarán otra historia para continuar con la artimaña que comenzaron y seguir sembrando la confusión en la otra persona.
  • Incapaz de experimentar culpa o remordimiento: No experimentan algún tipo de culpabilidad cuando hacen daño a otros. La empatía brilla totalmente por su ausencia.
  • Incapaz de aprender de las experiencias: Ningún estímulo orientado a la modificación de la conducta hará algún efecto en ellos. La probación o el castigo son técnicas inútiles para intentar trabajar con ellos. No valoran las consecuencias de sus acciones.
  • Extremamente egocéntrico: la única persona a la que aman son ellos mismos, por lo que su autoestima solo les permite hablar de ellos mismos y sus magníficas cualidades.
  • Incapacidad de amar: Si aman a alguien será de forma superficial. Es decir, harán parecer aman a la otra persona, cuando en realidad no les despierta algún sentimiento. Saben que son conductas socialmente aceptadas, por lo que simular que quieren a las personas de su entorno es una asignatura obligada para parecer normal.
  • Escasas relaciones interpersonales: En ningún momento mostrarán algún tipo de interés en mantener una relación a largo plazo con una persona. Lo harán durante el tipo que la otra persona le sirva para alcanzar el objetivo que se han fijado.
  • Dificultad para seguir un plan de vida estable: Son personas irresponsables y con una necesidad continua de experimentar estímulos. Por este motivo no se marcarán un plan de vida estable, porque para ellos sería un aburrimiento. Van satisfaciendo las necesidad que le van surgiendo, viviendo día a día en búsqueda de nuevas “emociones”.


Psicópata Secundario:


La diferencia más importante con el psicópata primario es que pueden desarrollar algún afecto hacia las personas que le rodean. De este modo, son capaces de experimentar algún sentimiento de culpa, remordimiento o ansiedad.

Su personalidad es bastante parecida al psicópata primario, pero tendrán una tendencia a la culpabilidad. Si llegan a vivir este sentimiento, les creará un desequilibrio que produce en ellos angustia, crisis y una gran intranquilidad. Su conducta estaría motivada por problemas de carácter neurótico.

Algunos de sus rasgos son:

  • Necesidad de estímulo continuo: cambian continuamente de actividad, sienten insatisfacción general. El aburrimiento es insoportable para ellos.
  • Son compulsivos: necesitan sensaciones cada vez más fuertes que les hagan aumentar continuamente los niveles de adrenalina.
  • Impulsivos e impacientes: no pueden esperar entre un suceso y otro, necesitan pasar a la acción inmediatamente.
  • Necesidad de afirmar su poder y dominación: la otra persona no puede tener alguna duda de que él es un ser superior, y no dudará en usar la violencia para demostrarlo.


Psicópatas Disociales:


Son individuos que al igual que en los otros dos tipos de psicopatía, presentan conductas antisociales. Es capaz de experimentar sentimientos de culpa, afecto y lealtad, al igual que el psicópata secundario.

Sin embargo, no se esforzarán tanto en parecer “normales” e integrarse en la sociedad mayoritaria en la que viven. Estarán integrados en ambientes marginales, con una subcultura propia. Dentro de estos entornos sociales, tendrán una personalidad “normal” y se desenvolverán adecuadamente en el grupo.

Son los que sufren un trastorno de la personalidad de origen biológico. Estos trastornos son tan diversos, que debemos basarnos en su nivel de autoestima para identificar varios subgrupos:


Conclusiones

La imagen que tenemos del psicópata es la que representa el primer tipo, es decir, el psicópata primario. Sin embargo como hemos visto existen otros dos tipos, en nuestra opinión, aún más difíciles de reconocer.

Sin duda una de las características que mejor podrían ayudarnos a su identificación, es la falta de remordimiento o la incapacidad de sentir afecto por otras personas. Sin embargo, como hemos visto en los tipos de psicópata secundario y disocial, estos sentimientos pueden ser experimentados por el psicópata.

Tendremos que hacer un estudio aún más profundo de los demás aspectos para poder aclarar si estamos ante una persona con este trastorno de la personalidad o no. La misión no será fácil, porque en todos los casos intentarán engañarnos o no mostrarse como son en realidad, aunque puedan experimentar algún tipo de cariño hacia nosotros. Aún así, esperamos haberos ayudado a tener claro qué tipos de psicópatas existen, para así haceros la tarea más sencilla.