24/2/18

"Sobrevivir a un psicópata integrado: demonios en la oscuridad" - Imagen


23/2/18

Necesitamos avanzar con el pasado sano

Necesitamos avanzar con el pasado sano

Necesitamos avanzar con el pasado sano

lamenteesmaravillosa.com

Avanzar en la vida significa crecer, desarrollar las potencialidades, diseñar proyectos personales, profesionales y sociales, y lograrlos. Sin embargo, más de una vez te das cuenta de que ese avance no se produce, que el pasado aún está presente o se da a un ritmo demasiado lento, a pesar de que empeñes gran esfuerzo en ello. ¿Qué sucede?

Lo usual es que se busquen las causas del estancamiento en las circunstancias externas que rodean el presente. Aparecen entonces explicaciones que se relacionan con deficiencias del entorno y se les adjudica a ellas la responsabilidad. Aunque no se debe subestimar la incidencia de esos factores, lo cierto es que en lo fundamental, el avance siempre depende de uno mismo.

"Deberíamos usar el pasado como trampolín y no como sofá.”
-Harold MacMillan-

Muchas veces simplemente no logramos avanzar porque hay algo en el pasado con la suficiente fuerza como para entorpecer nuestra evolución personal. Es un error pensar que el pasado simplemente se quedó atrás y ya no cuenta. De hecho, ocurre todo lo contrario: de todos los tiempos de la vida, el pasado es el más determinante.


El pasado siempre está sucediendo…


Es verdad: el pasado siempre está sucediendo. En el trabajo que realizamos hoy tan eficientemente en la oficina, también está el niño que aprendió a recibir estrellitas doradas por cada tarea terminada. En esa persona que hoy se enamora apasionadamente, también está ese pequeño que permanecía atento a los gestos de aprobación y desaprobación de su madre.

Somos esencialmente pasado, aunque tengamos que actuar en el presente y en función de lo que nos imaginamos que será el porvenir. De ahí que el pasado sea en realidad ese factor que catapulta o que obstaculiza nuestros avances por la vida.

La infancia es la etapa decisiva de nuestra existencia. Es el tiempo original de nuestro ser, la época en la que absorbemos y procesamos una postura frente a nosotros mismos y al mundo. Los otros tiempos de la vida son adaptaciones y reacomodaciones de ese pasado.

Una máxima dice que “el mayor regalo que un ser humano puede hacerle a otro es una infancia feliz”. Desafortunadamente, también ocurre lo contrario: los mayores daños en la existencia nacen de una infancia desdichada. Son heridas que pueden tardar toda una vida en sanar, o no sanar nunca.

Todo lo anterior no quiere decir que una vez establecido el pasado ya no hay nada que hacer. En realidad, cada uno de nosotros puede tomar esas experiencias vividas y convertirlas en un factor enriquecedor o limitante. De pasados traumáticos han nacido maravillosas obras del arte y el pensamiento, así como de infancias afortunadas surgen personas que “ni suenan, ni truenan”, como dice el refrán.

El pasado otorga una materia prima que, en esencia, es inmutable. Pero esa materia prima, como su nombre lo indica, es solo un material de base. Lo que se construye con ella depende tanto de la sustancia misma, como del trabajo de quien la modele.


Aprender a depurar el pasado

Nadie escapa a las experiencias duras, difíciles o injustas. Pero lo duro, lo difícil o lo injusto de esas vivencias puede potencializarse o minimizarse, dependiendo de la forma como se procese. De todos modos, la peor de todas las alternativas es pretender hacer lo negativo a un lado, con el propósito de ignorar el dolor y hacer como si nada hubiese ocurrido.

Esa negación del pasado doloroso únicamente lleva a confusiones cada vez más difíciles de resolver. Si alguien ha vivido, por ejemplo, el desamor o el rechazo de sus padres y busca ignorar todo el dolor que esto genera, probablemente se va convirtiendo en alguien aparentemente insensible, a quien le cuesta intimar con los demás, pero que rompe en llanto mirando un comercial.

Sentirá una gran inconformidad consigo mismo y, por lo tanto, con quienes le rodean. Probablemente sea desmedidamente exigente y al mismo tiempo hipersensible a la crítica. Tendrá dificultades para evaluar con objetividad el valor de sus acciones y por lo general se sentirá o mucho mejor, o mucho peor con los demás, nunca igual.

Este conjunto de actitudes y emociones configuran toda una vida, en la que la nota predominante será el conflicto y la insatisfacción. Sin embargo, todo ello no proviene en sí de ese desamor o rechazo del que fue objeto cuando era un niño vulnerable, sino de la negativa a revisar esas experiencias para otorgarles un sentido constructivo. De la negativa a experimentar todos los rezagos de dolor que deja una situación semejante.

Por eso tantas veces las cosas no nos resultan. No se trata de que necesitemos de un postgrado, o de una pareja mejor, de unos hijos más obedientes, o de una casa más bonita. La respuesta al estancamiento seguramente está en el pasado, en esos cabos sueltos que no terminamos de atar, en esos dolores que no terminan de sanar.

Depurar el pasado es una tarea que todas las personas debemos realizar en algún punto de nuestras vidas. Especialmente en aquellos en los que notamos que nuestros esfuerzos no se ven compensados con resultados alentadores. No es que tengamos “algo malo” o algo deficiente. Es que tal vez no hemos descubierto que para avanzar necesitamos un pasado sano.

21/2/18

Testimonio de un psicópata integrado

Testimonio de un psicópata integrado

Testimonio de un psicópata integrado
falsaria.com

Odio a las personas, las odio con toda mi alma: a ellos les utilizo para conseguir dinero y posición y a ellas para conseguir sexo y dinero, pero sobre todo a las mujeres, creen que pueden doblegarme y manipularme, eso nunca va a suceder, me encanta demostrárselo en la cama, a esas zorras les encanta. Porque eso es lo que son, zorras que van y vienen, locas que no saben controlarse, creen que me importan pero yo simplemente sé lo que quieren escuchar en cada momento preciso. Nunca entenderé porque no hacen siempre lo que les digo, porque me gritan, porque se ponen celosas… no puedo ser verdaderamente yo con ninguna de ellas, porque ninguna querría estar conmigo, de modo que qué mas dá lo que lloren o sufran… Yo sufro por dentro más que ellas cada día tratando de ser una persona que no soy.

Mi sonrisa es el mejor de mis disfraces y mis nuevas compañías mi séquito, quién sospecha de mi? Nadie. Quién puede saber que en mi interior no siento nada más que ganas de demostrarles a todos que soy superior a ellos… todos esos humanos víctimas de sus emociones son débiles, como animales, no saben controlarse. Les voy a enseñar que ser como yo es lo que realmente tienen que hacer si quieren ser felices, pero nadie puede ser como yo, antes caen sin tan siquiera sospechar de mi, por eso, soy el mejor.

Disfruto viendo cómo se hunden sus vidas, pobres payasos, tendrían que meditar más, oculto perfectamente que soy yo la causa de sus penas, les “intento” ayudar, haciéndoles creer que el dinero es la solución a todo.

Lo cierto es que mientras yo consiga lo que quiera todos los demás pueden desaparecer de mi vida.

He hecho cosas terribles, que nadie sabe…

No es mi culpa si se sienten heridos, engañados, o si su vida corre peligro, no tendrían que haberme intentado engañar o haber intentado que yo haga nada.

Para qué voy ayudar a nadie sino gano nada? Para qué voy a malgastar mi tiempo en algo que no me aporta beneficio alguno? Y no digamos ya si he de invertir algún tipo de bien! estan locos?

Jamás he tenido animales, hasta que una zorra los plantó en mi casa, la muy irresponsable…

Solo me dedico hacer cosas físicas que otras personas puedan valorar, porque sino haría nada más? Es absurdo.

Mi mirada sería es vacía, mis arrugas son mis sentimientos.

La verdad es que estoy muerto por dentro… Vivo imitando a las personas felices, aunque en realidad carezca de creación, emoción o fantasía… de personalidad

Mi color favorito es el tuyo

Mi canción favorita es la tuya

Mi música preferida es la tuya

Mi personalidad es la tuya

Me gustan las mismas cosas que a ti

Soy exactamente como tú quieras que sea

Y por eso has de quererme

Por eso has de aceptar todo lo que te diga

Pero no soy tonto

En absoluto

Simplemente a mí me da lo mismo

Sé perfectamente que desea escuchar tu corazón y estoy deseoso de que me cuentes tus secretos, pues mi repertorio de frases es limitado y me va a venir muy bien para mis objetivos cualquier cosa que me ayude a fingir que soy como tú.

Ojos que no ven, corazón que no siente.

Ese es mi lema.

Todos saben quién soy, todos lo han visto, pero nadie se atreve hablar, nadie sospecha hasta qué punto mi maldad puede llegar, me temen, eso es bueno, calladitos mejor. Así puedo conseguir siempre cualquier cosa que me proponga. He distorsionado tanto su visión de la realidad acerca de mi persona que realmente consideran que puedo dominar algo en mi vida, o que tengo influencia sobre alguien, la policía, tu jefe… Es increible lo que los pequeños comentarios constantes pueden hacer en el inconsciente de las personas.

Realmente no soy más que un espejo del odio de la humanidad, me amparo en la empatía y en afecto de las personas que poseen las cualidades que yo no tengo. Esas pobres personas estupidas que siempre creen que es la primera vez que me pasa algo, que es la primera vez me encuentro con una loca, que es por mi infancia, por mis padres, porque tengo el autoestima bajo, que me siento solo, porque creen que soy “tonto”, inocente…

Si supieran cuantas personas como ellos me he encontrado por el camino… Si supieran donde estan ahora… O el trabajo que les queda por hacer por mi… Si supieran la verdad, la gente uiría de mi al verme por la calle. Por eso he de tener cuidado, que sean solo pequeños rumores y actos que no concuerdan con lo que les muestro de mi, que sea solo una teoría inocente y cruel en sus mentes dispersas…

Delante de todos demostraré que te amo

Delante de todos demostraré que te adoro

Delante de todos demostraré que nunca me enfado

Delante de todos demostraré que lo doy todo por ti

Delante de todos demostraré que eres tú el problema

Delante de todos demostraré que estás loca

Delante de todos demostraré que es mejor alejarse de ti

Delante de todos demostraré que me necesitas, que te he salvado, que eres una irresponsable, una histérica, una manipuladora, celosa y egoísta.

Delante de todos es lo único que me importa

Porque mientras ellos piensen así, me escogerán a mí y no a ti y tú te quedarás sola, más triste, más histérica, más celosa, más destrozada y yo siempre más arriba.

El plan perfecto

Nadie se dará cuenta de que te estoy destrozando la vida, porque a nadie le importas.

Así que nunca podrás abandonarme

Porque si lo haces, yo me encargare personalmente de que te quedes sin nada.

Mancharé tu nombre

Enseñaré todas las cosas terribles que me dijiste

Pero no contare las cosas terribles que te hice yo para que me dijeras eso

No contare que hace meses que no te doy un abrazo

No diré a nadie que en mi tiempo libre me voy con prostitutas

No les contare que te dejo sin dinero

Nadie sabrá que vivo a tu costa

No les diré que nunca te he hecho el amor

No les diré que te grito cada mañana, cada noche, cada instante que no me das lo que yo quiero

No les diré que cada cosa que hago es para demostrarte que tú no haces nada

No les diré que cada palabra que digo es para alejar a la gente de ti

No les diré que te acompaño a los sitios para controlarte

No les diré que que eres una zorra por hablar con ese

No les diré que te amenazo e insulto cada día

No les diré que me entrometo en tu trabajo para robar a todas las personas de tu alrededor

Nunca sabrán cuantas noches te he perseguido

Nadie sabrá jamás lo sola que te sientes

Nadie sabrá jamás que yo no te permito ver a tu familia, a tus amigos, estudiar fuera o hacer cualquier cosa que te lleve lejos de mi.

Eres mía, desde el momento en el que me besaste

Eres mi presa y no vas a salir de aquí jamás a no ser que sea arrastrándote por el fango

Eres menos que un perro para mí

Y eso nunca nadie lo sabrá

Porque después de estar conmigo no te quedará nada ni nadie a quién acudir.

Y nadie sabrá que lo hice adrede,

nadie sabrá que no eres la primera

ni la última,

nadie sabrá que esto para mí es la vida. Y que adoro ser así.

Como te dije una vez

“Si no me ha conseguido hacer cambiar en 40 años nadie, no lo vas a conseguir tu ahora”

19/2/18

10 rasgos que definen a un psicópata [19-2-18]

10 rasgos que definen a un psicópata


taringa.net

No todos los criminales son psicópatas ni todos los psicópatas son criminales. Veamos cualidades de personalidad que evidencian a un psicópata.

1. Falta de empatía


Un psicópata no puede sentir lo que sienten los demás. Un individuo con personalidad psicópata entiende sus sentimientos pero no los siente. Así, si te ven llorando a causa de la muerte de un ser querido, mostrará cierta compasión, pero no porque sienta una empatía emocional real, sino solo por complacerte o por pura cortesía.

2. Poder de manipulación


Según The Sociopathic Style, el psicópata es capaz de reconocer de qué cuerda debe tirar o qué botón es el que debe pulsar para engañar a otras personas, manipularlas y hacerles creer lo que sea necesario para obtener un beneficio personal sin preocuparse del impacto que esto pueda tener en los demás o en sus sentimientos.

3. Irresponsabilidad


El comportamiento impulsivo y la irresponsabilidad forman parte de su estilo de vida. Un psicópata nunca admitiría sus errores y son capaces de volverse iracundos con cualquiera que les acuse de algo. El objetivo de este comportamiento es conseguir que el que acusa reflexione sobre ello y acabe sintiéndose culpable por haberse quejado o por haberle hecho responsable de algo.

4. Narcisismo


El narcisismo es una cualidad con mucho peso. Los psicópatas generalmente se ven a sí mismos como más inteligentes, más poderosos y más valiosos que cualquier otra persona sobre la faz de la tierra. Suelen tener una extravagante percepción sobre sí mismos, pensando que el mundo gira en torno a ellos mismos.

5. Mentirosos patológicos


La mentira es su arma del día a día. Los psicópatas tienden a mentir continuamente. Sus vidas conforman una interminable tela de araña de mentiras. Las mentiras pueden encuadrarse en muchos niveles: de niveles moderados hasta niveles exacerbados de mentiras.

6. Encanto superficial

Los psicópatas suelen ser encantadores y tener cierto atractivo puesto que su carácter es extrovertido, decidido y valiente. En ningún caso son tímidos ni temerosos de hacer o decir lo que quieran, lo que puede ser malinterpretado como una alta autoestima. Sus miradas siempre son inquisitivas.

7. Falta de remordimientos

Los psicópatas no se sienten culpables por el sufrimiento y el dolor que infligen a otros, o por cualquiera de sus acciones en general. La desazón o la pesadumbre no están en su vocabulario.

8. Se aburren con facilidad


Los psicópatas tienen una necesidad irrefrenable de sobredosis de adrenalina, pues se aburren con facilidad, por lo que siempre están buscando situaciones en las que la excitación y la emoción sea el factor común.

9. Acoso o Bullying


Abusones de libro. Los psicópatas suelen hostigar a aquellos que no les aportan algún beneficio, lo que implica que subordinados, ancianos, niños o, en la mayoría de los casos, animales, se conviertan en víctimas. Disfrutan ejerciendo su poder sobre los más frágiles. Intimidar o escupir palabras es lo suyo.

10. Poder y control

Ya hemos visto que los psicópatas tienen una necesidad obsesiva por ejercer poder y control sobre otros. Sumado a esto, también son unos obsesos del control. Todo debe hacerse de la manera en la que deseen o han expuesto.